MI PROPUESTA

Ofrezco una Presidencia de la Asamblea General guiada por los principios de universalidad, objetividad, no selectividad, diálogo internacional constructivo y cooperación: una presidencia que buscará acuerdos basados en las consultas, el diálogo y el interés común.
La Presidencia de la Asamblea General se mantendrá al servicio de cada uno de los miembros de esta organización, con un trabajo diario enfocado en las necesidades de todas las naciones del planeta, bajo la perspectiva que este legado es un patrimonio que
debemos potenciar y aprovechar para avanzar en el desarrollo sostenible y la paz. Emplearé toda mi experiencia y conocimientos para guiar la agenda, debates, negociaciones y resoluciones en torno a los temas más relevantes para todos los estados miembros, siempre recogiendo las aspiraciones y necesidades de los pueblos del mundo.

VISIÓN ESTRATÉGICA PARA EL 73 PERÍODO DE SESIONES

"Diálogo y fortalecimiento del multilateralismo como catalizadores del bienestar de todas las personas y de un planeta sostenible".

EJES DE ACCIÓN

1

La Asamblea General debe mantener la práctica de coordinación efectiva de la programación de sus actividades, incluidas las reuniones y los debates temáticos de alto nivel, en particular sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que serán analizados durante el Foro Político de Alto Nivel de 2019. Debemos aprovechar la universalidad y complementariedad de los ODS y sus metas.

2

La agenda sobre cambio climático debe ser intensificada a nivel global mientras caminamos hacia los objetivos ya trazados. El Acuerdo de París es valioso y su cumplimiento es necesario, pero no es suficiente. Debemos trabajar de forma conjunta y decidida en la búsqueda de iniciativas para profundizar y ampliar los esfuerzos sobre adaptación y mitigación, así como mejorar los mecanismos de alerta temprana.

3

Debemos continuar enfocándonos en la prevención de conflictos y en cómo la Asamblea General puede aportar como espacio de diálogo global en este objetivo y fomentar una cultura de paz, afianzando el multilateralismo y fomentando relaciones de amistad entre los países sobre la base de la observancia al derecho internacional, el diálogo y principio de la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos. “El desarrollo sostenible no es posible sin la paz, ni la paz puede existir sin el desarrollo sostenible”.

4

La igualdad de género debe continuar siendo un eje transversal en las Naciones Unidas, por lo que debemos alentar y aprovechar el aporte de las mujeres en el logro de los ODS, así como en el mantenimiento y consolidación de la paz y demás procesos multilaterales.

5

Debemos mantener nuestro compromiso con las personas migrantes en todo el mundo. Estamos construyendo un acuerdo y es nuestra responsabilidad concretarlo. • La lucha contra toda forma de discriminación racial merece el mayor apoyo de la organización. Los desafíos aún son muchos.

6

La Asamblea General debe facilitar la movilización de los recursos indispensables para alcanzar los ODS y avanzar de manera decidida hacia el desarrollo de los pueblos. Debemos promover el diálogo y la cooperación hacia la creación y el fortalecimiento de capacidades y un crecimiento económico sostenido e inclusivo.

7

Como parte de nuestro compromiso de no dejar a nadie atrás, debemos fortalecer nuestro esfuerzo global para una mayor inclusión y derechos de las personas con discapacidad y sus familias.

8

En el seno de la Asamblea General debemos proponer respuestas eficaces para los resolver los principales problemas de la humanidad puestos a consideración de las Naciones Unidas.

9

La promoción y protección de los derechos humanos y el desarrollo y reducción de las desigualdades deben continuar siendo el motor de una agenda global encaminada a evitar los conflictos y alcanzar la paz.

“LA ELIMINACIÓN DE LA POBREZA, EL DESARROLLO SOSTENIBLE, LA PAZ Y LA SEGURIDAD SE LOGRARÁN A TRAVÉS DE UN MULTILATERALISMO FUERTE Y EFICAZ”.